(55) 56.77.93.07 y (55) 56.77.91.94

¿A quién no le han dicho alguna vez, que el dinero no da la felicidad?

 Seguramente todos hemos escuchado esta famosa frase en algún momento y quizás esta sea verdad pues tener todo el dinero del mundo no garantiza que uno sea la persona más feliz del mundo, ya que la riqueza no solo es monetaria.

Sin embargo somos consientes que vivimos en un mundo en el cual necesitamos tener dinero en el bolsillo para prácticamente cualquier cosa, ya sea educación, ocio, alguna emergencia, etc. Es aquí donde tener fondos ahorrados estará contribuyendo a que seamos felices.

El Ahorro brinda la estabilidad financiera que nos permite ver desde otra perspectiva la incertidumbre que se podría presentar en cualquier etapa de nuestra vida y así poder hacerle frente de una manera menos estresante, ya que la seguridad que proporciona tener un colchón financiero permite ocuparnos de la verdadera situación que nos aqueja. Por ejemplo, se ha ponchado una llanta del automóvil, en este caso, el verdadero problema sería cómo vamos a llegar a nuestro destino y no en cuánto nos va a costar reparar el daño o de dónde vamos a quitar dinero para poder salir de la emergencia.

Además el tener una cuenta en el banco destinada al ahorro da la confianza de poder hacerle frente a diferentes escenarios, ya sea que en el último mes tu mejor aliado fue el tarjetazo o un escenario más tétrico como quedarte sin trabajo. También existe la posibilidad de que no seas tú el desafortunado, pero sí alguien querido y gracias a esa cuenta tendrás la posibilidad de sobrellevar estas situaciones y poder dormir en paz.

¿A quién no le motiva comprarse el auto de sus sueños?  Una de las razones por las que más se ahorra es por hacerse de un patrimonio, ya sea que quieras una casa, un coche, etc. Hacerte de lo tuyo te genera orgullo y a la vez te incentiva a seguir ahorrando para lograr el siguiente cometido. La posibilidad de aplicar para un crédito también se ve determinada por nuestro historial, esto quiere decir que si has sido un buen pagador seguramente lo seguirás siendo, entonces asegúrate de administrarte correctamente, de asignar un porcentaje a tu ahorro y cuidar tu patrimonio ya que si en algún momento te toca estar en una escenario desfavorable esto no te afecte a largo plazo.

El hecho de contar con un ahorro constante resultará en una mejor calidad de vida,  paz mental y bienestar. Por ende será una herramienta fundamental para tu felicidad. Si aun no ahorras no dudes en empezar a hacerlo, tal vez al principio no te resulte fácil, pero con la motivación adecuada podrás cumplir tus metas.

Ahora que sabes cómo te beneficia ahorrar ¿Qué esperas para ser feliz?