(55) 56.77.93.07 y (55) 56.77.91.94

El Plan te ayudará a prevenir y a actuar durante y después de que se presente un sismo. En cuatro pasos puedes elaborarlo:

 

1) detecta y reduce riesgos, 2) diseña rutas de evacuación, 3) toma la mejor decisión y 4) realiza simulacros.

1. En este primer paso es importante que revises el estado de la construcción de tu casa.

Debes darle mantenimiento por lo menos dos veces al año a las instalaciones de agua, gas y luz.

También debes revisar las condiciones del mobiliario de tu hogar. Si tienes muebles u objetos que puedan obstruir el paso o caer en caso de un sismo, se sugiere que los fijes a la pared o los cambies de lugar.

Otro aspecto que debes considerar en este primer paso es conocer los peligros que puedan presentarse en los alrededores de tu casa: si está cerca de transformadores de energía, cables o ríos.

2. Para diseñar rutas de evacuación y salidas más seguras y próximas, elabora con apoyo de todos los integrantes de la familia un croquis de la casa. En él anota las observaciones sobre los posibles riesgos, así como las recomendaciones para reducirlos.

Toma en cuenta que deben considerar el día y la hora en que puede presentarse un sismo. De ser posible hagan un croquis para el día y otro para la noche, ya que las condiciones cambian y no sabemos en qué momento puede suceder un sismo.

3. Es elemental qué sepas cómo actuar cuando suceda un sismo:

Si estás en casa debes saber si evacuar o replegarte. Para ello, debes tener bien identificadas las zonas más seguras.

Se sugiere asignar responsabilidades a los integrantes de la familia como: bajar el interruptor de la luz, cerrar la llave de paso del agua y del gas, llevar la mochila de emergencia entre otras.

Si estás fuera de casa y los otros integrantes de la familia también, definan un punto de encuentro y establezcan un contacto para reportarse.

Además de que debes atender las recomendaciones de Protección Civil como:

  • Aléjate de ventanas, vidrios, espejos, puertas exteriores o paredes y de todo lo que pueda caerse como lámparas y muebles.
  • Conserva la calma y ubícate en la zona de seguridad.
  • Aléjate de postes, cables y marquesinas.

4. Realiza periódicamente ejercicios o simulacros en la casa con toda la familia.

Un simulacro es un ensayo o práctica acerca de cómo se debe actuar en caso de una emergencia, como un sismo.

FUENTE : https://www.gob.mx/cenapred