//
(55) 56.77.93.07 y (55) 56.77.91.94

El aprendizaje en todas  sus áreas  de desarrollo se ve enriquecido  por el aprendizaje fundamentado en la experiencia, una experiencia a través de nuestros sentidos, mediante los cuales entendemos el mundo que nos rodea.

Michael Merzenich afirma: “Siempre y cuando nos comprometamos en nuevas conductas, el cerebro se remodela a sí mismo”, y Deepak Chopra continua: “la sensibilidad no es físicamente normal, a mayor aprendizaje  activo de las personas, menos  posibilidad de que presenten síntomas de la enfermedad del Alzherimer”.

Esto plantea la gimnasia cerebral, permite un aprendizaje integral, usando todo el cerebro en conjunción con el cuerpo y descartando la antigua idea de que aquel  solo se realiza en la cabeza, las sensaciones, emociones, movimientos son funciones primordiales del cerebro y están fundadas en el cuerpo.

El ejercitar nuestro cerebro no solo acelera nuestro aprendizaje, también nos prepara para usar todas nuestras capacidades y talentos cuando más los necesitamos, los científicos afirman  que esto permite crear más redes neuronales que multiplican nuestras alternativas para responder a los acontecimientos de la vida cotidiana.

Albert Einstein defendía que “el aprendizaje es experiencia, todo lo demás es solo información”. La experiencia esta precisamente basada en las sensaciones  y emociones y como estas las asimila el cerebro.

Es a través de nuestros  sistemas sensor-motores como experimentamos el mundo que nos rodea y por eso podemos afirmar que el pensamiento, la creatividad y el aprendizaje surgen de la experiencia.

Los especialistas afirman que al experimentar el mundo a través de de la vista, el oído, olfato, tacto, nuestro cuerpo se transforma en un increíble receptor sensorial  que recoge la información necesaria de nuestros sentidos y la incorpora al aprendizaje.

Esto nos lleva a entender el porqué todo aquello que nuestro cerebro percibe tiene un impacto muy significativo en nuestro aprendizaje, y es válido afirmar que cada individuo lo asimilara según su experiencia con el entorno.

Por lo que es fundamental crear ambientes idóneos donde la experiencia sensorial sea rica y libre, donde exista la posibilidad de fomentar patrones de aprendizaje complejos y se propicie la creatividad.

Entendiendo que la creatividad debe tener una base cognitiva para poder despertar la curiosidad  y generar la posibilidad de nuevas ideas.

Por lo tanto el aprendizaje es experiencia  sensorial tanto externa como interna que conforma nuestro pensamiento y este pensamiento puede tener matices insospechables que formaran la obra maestra de lo que lleguemos a ser, por lo que es fundamental desarrollar y utilizar dichas experirencias.