//
(55) 56.77.93.07 y (55) 56.77.91.94

En nuestra actualidad se vive en constante frustración ya que la mayoría de nosotros vivimos enganchados a personas, objetos, situaciones, como lo son nuestro trabajo, nuestra pareja hasta nuestras cosas materiales, que lo único que nos tren es una infelicidad por estar todo el tiempo pensando en “como le hare si pierdo esto, como puedo conseguir lo otro, como mantengo aquello” es por eso tan necesario aprender a desapegarse de todo lo que nos daña o hasta enferma, para eso es importante primero tener claro :

  ¿Qué es el APEGO?

“El apego es un estado emocional de dependencia a una cosa, situación o persona”

“El apego es necesario para crecer, para sentirnos seguros, para nutrirnos emocionalmente y su función es que seamos adultos autónomos e independientes”

El psicólogo John Bowlby dice: la conducta de apego tiene dos funciones básicas:

Obtener protección para asegurar la supervivencia

Adquirir seguridad.

Está claro que cuando nacemos dependemos de los demás para nuestra supervivencia y por eso el apego es más importante.

Para los budistas el apego es una actitud que sobrestima las cualidades de un objeto, persona y después se aferra a ella. Me apego a las personas, situaciones o  cosas hasta que las hago necesarias para mí y así me hago dependiente de ellas.

El marketing ha sido el primer interesado en fomentar el apego, un ejemplo claro en mujeres “zapatillas “lanza una nueva  línea de zapatillas con nuevos modelos, diferentes colores, una mujer en teoría cuenta con lo básico, pero ¿qué pasa?  Aun teniendo ya lo que utilizas a diario, a l ver que ya existes otros modelos aunque tal vez tu no los necesites sientes la necesidad de adquirirlos y así poco a poco te vas volviendo dependiente, comienzas a sentir la necesidad de comprar más y más.

Entonces ¿Que es el desapego?

El desapego mal entendido puede parecer puro egoísmo, practicar el desapego no significa romper el vínculos con todo aquello que es importante para mí, ni siquiera significa dejar de tener objetos o dejar de querer cosas, es más un “aunque yo quiera  algo no lo necesito para vivir feliz “.

Puedo aprender apreciar lo que tengo, a valorar lo que tiene de bueno, a mejorar lo que no me gusta, ese es el poder del desapego, no deje de querer cosas o a personas, simplemente dejo de aferrarme a ello como si fuera lo único importante, es mirar el camino y no el resultado.

“Los excesos nos ponen cadenas  y no nos dejan ser libres”

“Puedo relacionarme contigo  de una manera más libre, dejando espacios para la individualidad”

“Disfruto pasar tiempo contigo, pero no vivo con el miedo a perderte”

¡El amor deja de ser  necesidad para ser solo amor!

Es fácil decir “quiero cambiar” pero lo realmente complicado es hacerlo, dejar nuestras creencias, carencias, cosas que tenemos tan arraigadas porque es con lo que nos enseñaron a vivir,  lo que veíamos en casa, en la escuela, en la calle, nos fomentaron una ideología tan insana creyendo que el amor es depender totalmente del otro, esperando que la otra persona llegue a llenar nuestros vacíos emocionales, que haga lo que nuestros padres o hasta lo que nosotros mismos no podemos hacer, responsabilizamos al otro por nuestras emociones, si tener claro que eso es totalmente nuestro, que nosotros mismos somos los encargados de nuestro bienestar, no podemos exigir o pedir algo que no tenemos.

Tú eres responsable de ti mismo, no pretendas dejar en los demás estar responsabilidad, nadie debe cuidar de ti, salvo tú mismo, nadie debe retirarte las piedras del camino ni andar por ti.

Cultiva tu propia responsabilidad, se maduró, toma conciencia en tus decisiones y de sus consecuencias, elige siempre por ti mismo y no dejes que tu bienestar y tu salud mental dependan siempre de otra persona.

Aprende a diferenciar que es tuyo y que es del otro a nivel emocional, es importante entender que no todo es por tu culpa, ni que todo tiene que ver contigo.

Alguien puede tener un mal día y desquitarse contigo, pero ¿eres la razón de ese mal día? muchas personas se quedan enganchadas al porque me dijo eso o porque me vi de tal forma “no me lo merezco”. Aprender a separar una cosa de la otra te permitirá vivir con más ligereza.

Ya basta de esperar que otras personas hagan tu trabajo, toma las riendas de tu vida y de tu bienestar personal.

Vive en el presente y acéptalo

Vive el aquí y el ahora, deja de vivir en el pasado o estresado por el futuro, el pasado es algo que no puedes cambiar y el futuro es algo impredecible, tú no sabes que puede pasar el día de mañana, enfócate en el día a da, solo se puede disfrutar de lo que hacemos cuando nuestra mente y cuerpo están alineados.

Acepta las cosas como son, no todo está bajo nuestro control, la vida fluye y nada prevalece, todo está en constante cambio y yo debo aprender a aceptar y dejar de intentar cambiarlo todo.

“Muchas veces las cosas son por orden natural y yo solo debo sentarme y mirar”

“Si yo vivo en el presente y lo acepto, sin juzgarlo, lograre vivir en paz”

Aprende del cambio, la vida está en constante cambio, nada perdura y todo se mueve.

Saber adaptarse al cambio es esencial para la supervivencia porque es la forma natural de las cosas.

Los amigos se irán y otros vendrán, las personas a las que queremos desaparecerán o morirán, los niños crecerán y tú envejecerás.

 El apego no me ayuda avanzar en mis cambios, cuando todo a mi alrededor cambia, yo también debo hacerlo , no puedo aferrarme al pasado ni a las cosas , ni a las cosas ni a las personas por que me quedare anclado , aferrado al dolor de la perdida .

“Todo cambio y toda crisis me van ayudar a crecer como persona”

 Agradece lo que ya tienes, con demasiada fuerza nos encontramos viviendo en nuestros deseos, centrados en aquello que nos falta, en lo que no tenemos, vivimos en una constante insatisfacción, debemos enseñar a nuestra mente a centrarse mas en lo que ya tiene que en lo que hace falta, enfocarnos más en lo bueno que en lo malo, dejar de minimizarnos a nosotros mismos.

El desapego en un aliado, cuando no me aferro a las cosas convirtiéndolas en el centro de mi vida, soy más feliz y más libre, porque no genero necesidad, puedo tener objetivos, puedo querer tener algo ahora mismo que todavía no tengo y forjar un camino para conseguirlo, lo que no puedo es aferrarme a ese objetivo como si fuera indispensable para mi felicidad.

“Si no eres feliz con lo que tienes, difícilmente lo serás con lo que te falta”

“El desapego no quiere decir que no debas poseer nada, el desapego es que nada te debe poseer a ti”