//
(55) 56.77.93.07 y (55) 56.77.91.94

Cuando algo nos apasiona solemos pensar que todo el mundo tendría que conocerlo. Una forma de hacerlo es compartiendo nuestros conocimientos y concientizando a otras personas a que se unan, a un gran problema mundial que enfrentamos: La contaminación plástica, el ser docente, nos demanda más compromiso y responsabilidad en difundir esta información; sobre la contaminación por plásticos que nos aqueja a todos.

La contaminación por plásticos está afectando a todos los rincones de nuestro planeta, empezando por nuestro país MÉXICO. Desde las profundidades de los océanos hasta los bosques remotos, desde el Ártico hasta las riberas de los ríos y las playas donde anidan tortugas marinas. Nuestra cultura del usar y tirar está destruyendo nuestro medio ambiente, producimos demasiado plástico de un solo uso y solo una pequeña cantidad de lo que se produce se reutiliza o recicla de nuevo. Cuando llega a un vertedero o al medio ambiente el plástico no se degrada. Una vez en el medio ambiente, el plástico absorbe otras sustancias químicas tóxicas, se descompone en partículas diminutas, y crea una extensa contaminación o entra en la cadena alimenticia mediante su ingesta por la fauna marina. Se han encontrado restos de plástico en la sal marina, el agua potable, o incluso en la cerveza. Millones de toneladas de plástico llegan a nuestros océanos cada año y a menos que frenemos este flujo de residuos plásticos desde su origen, nos encontraremos en un punto sin retorno a nivel planetario. Durante años se ha permitido a las empresas la producción en masa de productos de un solo uso y se ha fomentado un consumo desenfrenado de los mismos, y los gobiernos no están haciendo todo lo que está en su mano para exigirles responsabilidades. Las empresas siguen eludiendo su responsabilidad en los productos que venden, y la desplazan a las personas consumidoras, a las comunidades que se ven afectadas por la contaminación por plásticos y a la fauna silvestre.

Datos actuales

Los datos de la crisis de la contaminación por plásticos es sumamente grave, tan solo estos son algunos datos:

  • Se han fabricado unos 8.3 mil millones de toneladas de plástico desde que su producción empezó en 1950, lo que equivale al peso de unos mil millones de elefantes o de 47 millones de ballenas azules.
  • Tan solo un 9% del plástico total producido se ha reciclado, el 12% se ha incinerado y el 79% restante ha acabado en vertederos o en el medio ambiente.
  • En 2011, más de 690 mil toneladas de envases de plástico se pusieron en el mercado, y menos de un 35% se recicla cada año en España
  • Hay cinco billones de fragmentos de plástico en nuestros océanos, suficiente para rodear la Tierra más de 400 veces.

El mundo se enfrenta al problema de contaminación plástica más grave que crece de forma vertiginosa en las últimas décadas.

Nuevas investigaciones están surgiendo a pasos agigantados sobre los posibles efectos de los pequeños trozos de plástico en la cadena alimenticia marina, planteando nuevas preguntas sobre cómo, en última instancia, puede afectar la salud de los seres humanos y la seguridad alimentaria.

Alrededor del 40 % de todo el plástico producido se destina al empaquetado, y la mayoría se desecha después de utilizarse solo una vez. Menos del quinto por ciento de todo el plástico se recicla, aunque muchos países y empresas están implementando soluciones innovadoras para aumentar ese número.

En Octubre del 2018, USA firmó un proyecto de ley para extraer los desechos plásticos de todos los océanos del mundo, y repudió a otras naciones, entre ellas, China y Japón, por “convertir nuestros océanos en sus vertederos”.

La ley aprobada, modifica la Ley de Desechos Marinos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, y financia el programa hasta 2022. La ley fomenta las actividades para limpiar los mares contaminados de todos el mundo y anima a los comerciantes federales a presionar a los “líderes de las naciones responsables de la mayoría de los desechos marinos” para que se encarguen de gestionar la basura que acaba en los océanos.

Comparativamente, las playas de los Estados Unidos se encuentran entre las más limpias del mundo. La excepción sería la playa Kamilo Beach, en Hawái, que se enfrenta al giro del Pacífico, donde se acumula la basura del océano. Pero la mayor cantidad de desechos plásticos del mundo se acumula en regiones costeras y playas de países en desarrollo que carecen de sistemas municipales de recolección de residuos adecuados.   

Japón ha tenido durante años una de las tasas de reciclaje más altas del mundo y, a principios de este año, China dejó de comprar los desechos de otros países. Estados Unidos era uno de sus principales vendedores de plástico reciclado.

Acciones de mejora de empresas en todo el mundo en  pro de descontaminar el medio ambiente

California aprueba el proyecto de ley para limitar el uso de popotes en restaurantes

California se ha convertido en el primer estado en implementar una prohibición parcial de los popotes de plástico. Ya no se permitirá a los restaurantes que provean popotes; solo recibirán popotes aquellos clientes que los soliciten.

Los restaurantes que no cumplan con la prohibición recibirán una advertencia la primera vez; si continúan incumpliendo, recibirán una multa de hasta $3000dlls

El plástico ha permitido introducir importantes innovaciones en la sociedad, pero nuestro apego a la practicidad del único uso, ha derivado en consecuencias desastrosas. Los plásticos, en todas sus formas (popotes, botellas, envases, bolsas, etc.) están asfixiando al planeta.

La nueva prohibición surge luego de prohibiciones a popotes propuestas por empresas y ciudades. Seattle se convirtió en el primer municipio grande en prohibir los popotes de plástico en los restaurantes. Grandes empresas como United Airlines y Disney también han anunciado su intención de reducir el uso de popotes. Muchas de estas empresas y ciudades aseguran que tendrán un stock de popotes disponibles para los clientes que los soliciten.

El gigante recolector de desechos hacia la isla de la basura

La campaña para erradicar los desechos plásticos de los mares de todo el mundo marcará un punto de inflexión, ya que un recolector de basura enorme y flotante saldrá de San Francisco en una misión para limpiar el Great Pacific Garbage Patch o “Isla de la basura”.

El método consiste en un sistema flotante estabilizado con un ancla flotante a una profundidad aproximada de 600 metros (0,37 millas); una pantalla que se encuentra bajo el tubo de flotación, atrapará y recogerá los residuos sólidos.

Cerveza Carlsberg abandona los sujetadores de plástico para latas

La cervecera danesa Carlsberg será el primer productor de cerveza en deshacerse de los anillos de plástico que sujetan varias cervezas y otras latas juntas, y los reemplazará por pegamento reciclable, según un comunicado de prensa de la compañía.

Carlsberg afirma que esto reducirá en un 76 % la cantidad de plástico utilizado en sus tradicionales sujetadores.

Los sujetadores de pegamento funcionan así: Se coloca una gota de pegamento resistente a altas temperatura en un costado de una lata para que se adhiera a otra lata. Si quieras una cerveza, solo tienes que despegar la lata. Cuando se recicle la lata, se reciclará también el pegamento.

Carlsberg describió la medida como “un hito mundial para la industria cervecera”.          

El socio de viajes de National Geografhic prohibe  los plásticos de un solo uso

La compañía, Lindblad Expeditions, una compañía de cruceros de aventura,  anunció que se había despojado de los plásticos de un solo uso en un 100 %.  Ahora, las botellas, vasos, popotes y removedores plásticos y desechables, están totalmente prohibidos en los 13 barcos de la flota.         

La salud del planeta depende de nuestros océanos, y es fundamental que cambiemos nuestro comportamiento con respecto a los plásticos.

Lindblad es conocida por sus viajes a todo el mundo, es especial, a lugares como Alaska y las Islas Galápagos. La compañía comenzó su política de eliminación del plástico en 2007, cuando prohibió las botellas de agua de un solo uso en sus barcos. En reemplazo, dio a sus huéspedes botellas de acero inoxidable que podían rellenarse en las estaciones de agua filtrada de los barcos.

Habrá que esperar para ver si las empresas cumplen con sus objetivos, y está claro que prohibir los popotes de plástico no resolverá todo el problema de la contaminación, pero ya iniciando acciones fuertes de cambios sobre el uso de los plásticos, contribuirá a la mejora de un ambiente sostenible.      

El Reino Unido y sus propuestas para eliminar el plástico

La Comisión Europea propuso una prohibición de 10 artículos comunes que representan aproximadamente el 70 % de los residuos en los mares de la Unión Europea. Esto comprende, entre otros, popotes de plástico, removedores para bebidas y platos.

Para poder avanzar, las normas necesitarían la aprobación de los estados miembros y del Parlamento Europeo. Es probable que entren en vigor en un estimado del año 2021. Según la ley propuesta, los países de la UE estarían obligados a recolectar y reciclar el 90 % de las botellas de plástico para el año 2025. Los productores de plástico deberían lidiar con la mayor parte del gasto de la gestión de residuos y las tareas de limpieza.

Reino Unido anunció una propuesta para prohibir la venta de plásticos de un solo uso en su país, incluidos los popotes y los hisopos, los desechos plásticos para Reino Unido; es uno de los mayores desafíos ambientales que enfrenta el mundo.  Se estima que este país arroja popotes en un estimado de 8.500 millones por año.

Acciones en México

En México, se han aprobado leyes para impulsar la preservación del medio ambiente en algunos estados, más otros más que aún están en planes de hacer lo propio.

Baja California SUR, Veracruz y Querétaro son los 3 estados en México se prohíbe el uso de unicel, bolsas de plásticos y popotes.

CD de MX, Sonora, Durango, Nuevo León y Jalisco tienen iniciativas para sumarse al mismo objetivo y espera de aprobarse.

Propuestas de mejora

Establecer normativas y estrategias de Responsabilidad Ambiental para que empresas y fabricantes se responsabilicen de los daños que causa el plástico en el medio ambiente y se les obligue a responder de todo el ciclo de vida y los costes reales de sus productos. Así mismo los gobiernos y las empresas inviertan en modelos de reutilización y en nuevas formas de distribuir los productos utilizando menos embalaje o sin embalaje alguno, el abandono progresivo de la producción y el uso de productos de plástico de un solo uso y productos de usar y tirar por parte de las empresas. Un cambio en la mentalidad generalizada de la cultura del usar y tirar basada en creer que lo cómodo es equivalente a algo desechable, y pasar a una visión de comunidades más conectadas, sostenibles y saludables. ¡Por un futuro sostenible!