(55) 56.77.93.07 y (55) 56.77.91.94 contacto@sicapacitacion.com

Si nos detenemos a pensar en un artículo de uso tan cotidiano como el billete, las primeras ideas que deberíamos tener en cuenta son: por un lado, que antes de existir el dinero tal como hoy lo conocemos, se utilizaron metales como medio de cambio, por lo tanto antiguamente no se contaba el dinero sino que se pesaba.

Hoy en día, Billete es la palabra que se usa comúnmente para referirse al papel moneda,  el cual apareció en China en el siglo VII, posteriormente en el Banco de Estocolmo en Suecia se entregaban como recibo o resguardo a quien depositaba oro o plata.

Específicamente en nuestro país, el Banco de México inició funciones el 1 de septiembre de 1925, su objetivo prioritario es mantener una inflación baja y estable a la vez que tiene la facultad exclusiva de crear moneda mediante la acuñación de piezas metálicas y a través de la emisión de billetes.  Al respecto, es hasta el año 1969 que inicia actividades la Fábrica de Billetes del Banco de México donde actualmente son emitidos en tamaños distintos con la finalidad de ayudar a los invidentes a identificarlos.

El tiempo promedio de uso de un billete es de 3 años y como parte de su ciclo de vida, los billetes muy sucios o maltratados regresan a BANXICO, a través de los diferentes bancos comerciales, para ser destruidos.

Aunque en algún momento de la historia del dinero, el billete fue de difícil aceptación, ahora es tal el interés incluso histórico de esta herramienta monetaria que muchas personas tienen como pasatiempo la notafilia, del latín nota (billete) que consiste en el disfrute de la compra y venta de billetes de todo el mundo con la finalidad de realizar colecciones.