//
(55) 56.77.93.07 y (55) 56.77.91.94

El ritmo con el que se vive el siglo XXI es efímero y vertiginoso. Quizá ahora más que en cualquier edad nos damos cuenta que lo que hoy era noticia, mañana sólo es un recuerdo. A cada segundo, a cada tweet, like, publicación u opinión infundada y pasajera, sobrevienen millones más, en un torrente que ya no tiene finito. Y en consecuencia, nos aferramos a la raíz más intrincada que podamos encontrar para tener cierta seguridad, cierta solidez, de que las cosas estarán bien.

Es posible que la seguridad no sea la respuesta, como refiere Deepak Chopra, prestigiado médico, escritor y conferencista hindú; de la siguiente manera:

La búsqueda de la seguridad es una ilusión. Según las antiguas sabidurías tradicionales, la solución a todo este dilema se encuentra en la sabiduría de la inseguridad, o de la incertidumbre. Esto quiere decir que la búsqueda de la seguridad y de la certidumbre es, en realidad, un apego a lo conocido.

Y ¿qué es lo conocido? Lo conocido es nuestro pasado. Lo conocido no es otra cosa que la cárcel del condicionamiento pasado. En ello no hay ninguna evolución.

Y cuando no hay evolución, hay estancamiento, entropía, desorden y descomposición. La incertidumbre, por su parte, es el terreno fértil de la creatividad y la libertad puras.

La incertidumbre supone adentrarse en lo desconocido en cada momento de nuestra existencia. Lo desconocido es el campo de todas las posibilidades, siempre frescas, siempre nuevas, siempre abiertas a la creación de nuevas manifestaciones.

Sin incertidumbre y sin lo desconocido, la vida no sería más que la repetición trillada de recuerdos gastados. Nos volvemos víctimas del pasado, y nuestro verdugo de hoy es el yo que nos queda de ayer.

Referencia:

https://www.deepakchopra.com