(55) 56.77.93.07 y (55) 56.77.91.94

En México cada año una gran cantidad de personas se ven afectadas por la presencia de situaciones de emergencia, momentos que en segundos pueden cambiar el contexto que  vive una persona o una comunidad, generando una crisis considerada como “un estado delicado y conflictivo en el cual por circunstancias de origen interno o externo se rompe el equilibrio y la normalidad de  un sistema y se favorece su desorganización”. Debido a esto, las personas quedan vulnerables en el aspecto emocional lo cual provoca que se paralicen los mecanismos de afrontamiento.

¿Cómo puedo ayudar entonces ante una crisis? Los PAP son el primer apoyo Psicológico que debe recibir un individuo que atraviesa por una crisis y ésta debe brindarse en el lugar que se genera la crisis y durante las primeras 72 horas tras el impacto. Su duración puede ser entre unos minutos u horas dependiendo la situación y puede ser proporcionada  por cualquier persona capacitada en el tema, con habilidades para generar empatía, permitir la expresión emocional y crear un clima de seguridad, alguien como tú o yo.

Los PAP tienen como objetivo primordial promover la seguridad física y emocional de los afectados, proporcionar calma y seguridad y favorecer los procesos de afrontamiento, siempre bajo un esquema de seguridad  incluso para el propio interviniente, es decir, que por ningún motivo el ofrecer PAP ponga en riesgo a ninguno de los involucrados.

Slaikeu (1988) estableció un protocolo de cinco pasos para proporcionar PAP.

1.-Hacer contacto psicológico.- Hola ¿me puedo acercar? Identificarse: mi nombre es… ¿Quieres platicar? ¿Necesitas algo?

2.- Examinar las dimensiones del problema.-  ¿Cómo te sientes? ¿Qué fue lo que ocurrió?

3.- Explorar soluciones posibles.- ¿Qué ya has intentado? ¿Qué se te ocurre que puedas hacer?

4.- Ayudar a tomar una acción concreta.- ¿Te parece que mañana hagas…? (lo acordado) ¿Quieres que te acompañe a…? ¿Quieres buscar a alguien?

5.- Registrar el proceso de seguimiento.- Te sugiero acudir a tal institución. ¿Conoces a alguien con quien acudir para seguir recibiendo ayuda?

Algo que tenemos que tener claro es qué NO SON los Primeros Auxilios Psicológicos: terapia, una técnica de desactivación, un medio de diagnóstico. Sin embargo si pueden ser la diferencia entre la vida y la muerte para una persona que se encuentra en una situación de crisis, recordando que todos podemos ser un apoyo para los demás, en el silencio, con un abrazo, con un “aquí estoy” #FUERZAMÉXICO.