(55) 56.77.93.07 y (55) 56.77.91.94

Dotada de una arquitectura futurista, miles de personas visitan cada día la nueva Biblioteca Tianjin Binhai, en la ciudad china de Tianjin. Atraídos por su diseño vanguardista y súbito lugar, ha disparado los préstamos de libros, que se han cuadruplicado desde el día de la inauguración.

Miles de personas han quedado maravillados con las imágenes de este edificio, que cuenta con una imponente sala principal con varias filas de estanterías blancas hasta el techo, todas ellas llenas de libros. Realizada por el gabinete arquitectónico holandés MVRDV, el edificio contiene un inmenso auditorio esférico que, visto del exterior, recuerda el iris del ojo cuyo interior acoge un auditorio para presentaciones y conferencias. Este particular núcleo está rodeado de estanterías blancas de forma ondulada que recuerdan a las hermosas terrazas excavadas en las montañas del sur de China para cultivar arroz. “Este sitio es el sueño de cualquier amante de la lectura”, resumía un usuario.

La biblioteca, ubicada junto a un parque, forma parte de un grupo de cinco edificios culturales diseñados por un equipo internacional de arquitectos, incluidos Bernard Tschumi Architects, Bing Thom Architects, HH Design y MVRDV. Todos los edificios están conectados por un corredor público debajo de una cubierta de vidrio diseñada por GMP.

La estética del edificio, de seis plantas y 33.700 metros cuadrados, es sin duda espectacular, en algunas filas no hay libros, sino simplemente imágenes de éstos impresas en el fondo de cada estante. Se trata, en gran medida, de un efecto óptico.

El edificio está dividido en cinco niveles. El nivel subterráneo tiene espacios de servicio, almacenamiento de libros y un gran archivo, mientras que en la planta baja hay áreas de lectura de fácil acceso para niños y ancianos, la entrada principal y el acceso al complejo cultural, el auditorio. Los pisos primero y segundo consisten principalmente en salas de lectura, libros y salas de estar, mientras que los dos pisos superiores también incluyen salas de reuniones, oficinas, salas de ordenadores y de audio. Las salas dedicadas a los niños desbordan de familias que recorren los álbumes ilustrados.
Por el momento el centro cuenta con 200.000 referencias distintas y espera alcanzar una colección de 1,2 millones de ejemplares.