(55) 56.77.93.07 y (55) 56.77.91.94 contacto@sicapacitacion.com

Muchos son los estudios que han enfatizado los efectos negativos que tienen las redes sociales sobre nosotros. Quizás  uno de los más famosos fue el realizado por Brian Jung, Doctor en Filosofía de la Universidad de Wisconsin en Milwaukee,  el cual destacaba 4 efectos negativos inherentes a las redes sociales como: Falsa sensación de conexión, Cyber-bullying, Reducción de la productividad, Pérdida de la privacidad. Sin embargo, hoy nos centrarnos en aquellos efectos que tienen las redes sociales sobre nuestro cerebro, y por ende, sobre nuestra salud mental. Aquí revisamos  los siguientes:

  1. Adicción

Las redes sociales son adictivas. La gente utiliza la plataforma por diferentes razones, sin embargo, todas se derivan de un yugo común: distracción y aburrimiento. Los “Likes” y comentarios son un refuerzo positivo para postear información, lo que incentiva esta sensación de adicción. A tal grado  que muchos investigadores han desarrollado una escala para medir la adicción en redes sociales como por ejemplo: The Berge Facebook Addiction Scale.

  1. Continua comparación

Las redes sociales hacen que estemos continuamente comparando nuestra vida con la de los demás. Cuando vemos postear a gente que consideramos como referentes, o que simplemente por cercanía, tienen una influencia sobre nosotros, es inevitable comparar nuestra vida con la de ellos, lo que se deriva en una menor atención a nuestras propias vidas, es decir;  si tras un mal día, y empiezas a ver lo felices que son los demás, esto no hará más que acrecentar tu sensación de malestar.

  1. Inquietud

Existen  dificultades para relajarse tras usar las redes sociales, lo que les provocaba un sentimiento de inquietud y tensión, ya que se ha configurado un espacio y un lenguaje propio, como la autoexposición y refuerzo inmediato a través de likes, comentarios y seguidores, cifras que suelen traducirse como aceptación y validez de sus vidas.

  1. Glamourización del consumo de drogas y alcohol

Un estudio que analizó las relaciones entre adolescentes, redes sociales y drogas determinó que el 70% de los adolescentes entre 12 y 17 usa las redes sociales, y de esos, aquellos que interactúan con ellas a diario, tienen 5 veces más posibilidades de fumar, 3 de beber alcohol, y 2 de consumir drogas. Además, el 40% admitió haber sido expuesto a imágenes relacionadas con la ingesta de alcohol y drogas a través de las redes sociales, lo que sugiere una correlación entre los 2 factores.

  1. Infelicidad

Aquellos usuarios que participan  de forma más activa en la red social, tienden a ser más infelices que aquellos que pasaban menos tiempo en la plataforma. Además, cuanto más tiempo pasan en la misma, mayor es  la insatisfacción en sus vidas personales.

  1. Sensación de estar perdido

Es muy común la sensación de sentirse perdido cuando tienes la presión de hacer lo que todo el mundo hace, ir a los mismos eventos que tus contactos, compartir cada detalle de tu vida, etc. Esto puede provocar ansiedad, y que te preguntes por qué todo el mundo se está divirtiendo sin ti. Se trata de un estado de ánimo complejo, una mezcla entre soledad, desánimo, y no sentirte integrado.

Con esto no queremos decir que las redes sociales sean algo negativo en la sociedad, al revés, lo que pretendemos es advertiros del mal uso de las mismas, pues usadas de la forma correcta, pueden ser herramientas altamente útiles para nuestro desarrollo personal. Por ello desde Un Día 2.0 os aconsejamos que las uséis de forma responsable y coherente.

Apoyado en: https://undia20.wordpress.com/2015/07/01/como-afectan-las-redes-sociales-a-nuestra-salud-mental/