(55) 56.77.93.07 y (55) 56.77.91.94 contacto@sicapacitacion.com

¿Crees que perdonar es difícil?

Muchas personas lo creen así porque piensan en el perdón como un regalo que van a dar a alguien más. El perdón es un regalo para ti mismo, no para el otro.

Huimos del perdón cuando decimos: “Yo nunca le perdonaré” es decir, somos nosotros quienes a diario emitimos juicios. El juicio nace del miedo, el perdón en cambio va de la mano con el Amor.

El juicio va acompañado de ira, resentimiento y venganza. ¿Te sientes tú inocente? Es difícil hacerlo, todo el tiempo nos estamos sintiendo culpables, es por eso que también necesitamos perdonarnos a nosotros mismos. Esto es a veces más difícil que perdonar a los demás.

No hay sanación posible si no hay primero un proceso de perdón. El perdonar te descarga y te ayuda a sentirte más liviano. Cuando tienes un resentimiento con alguien te ves triste, rígido, se te endurece el rostro.

Pasos del Perdón

Antes que nada separa la conducta del ser, puedes perdonar a la persona aunque su conducta haya sido inaceptable para ti. El perdón nace del corazón, sin embargo podríamos hablar de algunos pasos a seguir para alcanzarlo:

  1. Reconocer y aceptar que hay en ti una herida.
  2. Deshacerte del dolor. No es fácil, pero recuerda que eres inocente y no tienes de qué culparte ni por qué culpar a nadie.
  3. Decide sobre la forma en que quieres seguir manteniendo tu relación con la persona que te hirió.
  4. Sé Humilde.
  5. No te duelas por haber perdonado.

Perdonar no es más que aprender a ver las cosas de otra manera, no rotular ni juzgar a nadie. Resentir es no permitir que la herida sane para poder vivir en el presente. El pasado no lo podemos cambiar pero lo podemos observar de otra manera.